Un nuevo mecanismo revela un nuevo papel de las células B en la autoinmunidad

La enfermedad autoinmune se produce cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca a sus células sanas. Desafortunadamente, el mecanismo que normalmente prevendría la autoinmunidad no está presente en algunos individuos. Las células T son la población de células inmunitarias responsables de matar o lisar a los patógenos invasores. En el contexto de la autoinmunidad, las células T atacan y lisan a las células sanas. La glándula timo educa o prepara a las células T para que se activen y se dirijan a patógenos extraños. Las células T están expuestas a diferentes moléculas y marcadores de superficie que entrenan aún más a estas células sobre cómo responder cuando entran en contacto con marcadores extraños. Los trastornos autoinmunes son raros y a menudo se pueden detectar en niños. Sin embargo, las opciones de tratamiento son limitadas y no se ha encontrado una cura. Actualmente, los investigadores están trabajando para tratar mejor los trastornos autoinmunes y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Un artículo reciente publicado en Nature, por un equipo dirigido por el Dr. Thomas Korn, informó de un mecanismo previamente desconocido que subyace a las enfermedades autoinmunes. Korn es profesor de Nueroinmunología Experimental en la Universidad Técnica de Múnich (TUM) e investigador principal en la Universidad Maximiliano de Múnich (LMU). Su laboratorio se centra en la biología de las células T y los mecanismos subyacentes de los trastornos autoinmunes. Korn y otros demostraron que otra población de células inmunitarias, las células B, ayudan en la educación de las células T en la glándula timo. Korn y otros señalan que las células B son parte del desarrollo de las células T y desempeñan un papel fundamental en los trastornos autoinmunes.

Los investigadores utilizaron modelos animales y muestras de tejido humano para llevar a cabo su investigación para investigar el desarrollo de las células T. El trastorno autoinmune que Korn y su equipo utilizaron como modelo se conoce como neuromielitis óptica, que es similar a la esclerosis múltiple (EM). Los investigadores eligieron este modelo específico debido al hecho bien conocido de que las células T responden a la proteína AQP4 en este trastorno autoinmune. Curiosamente, AQP4 está altamente expresado en el sistema nervioso, que se convierte en el objetivo de la autoinmunidad. Los investigadores descubrieron que las células B también expresan AQP4, que presentan esta proteína a las células T en el timo. Curiosamente, si las células B no expresaran AQP4, entonces las células T no se volverían reactivas a la proteína de superficie y se dirigirían a las células sanas del sistema nervioso. Las células epiteliales también expresaron la proteína AQP4 y dieron lugar a la misma reacción autoinmune. Sin embargo, se descubrió que las células B tienen un impacto significativo en el desarrollo de las células T en comparación con otras células del timo. La regulación a la baja de la expresión de AQP4 en las células B conduce a una pérdida de autoinmunidad. En general, los investigadores concluyeron que las células B son necesarias para el desarrollo de la tolerancia inmunitaria.

El trabajo realizado por Korn y otros ha establecido, por primera vez, que las células B ayudan en el desarrollo de las células T para prevenir la autoinmunidad. Los investigadores demostraron claramente el papel de las células B en el timo, que antes era desconocido en el campo. Este trabajo informa mejor a los investigadores sobre cómo se desarrollan las células T, pero lo que es más importante, hace avanzar el campo para comprender mejor los trastornos autoinmunes. Korn y otros han descubierto un mecanismo novedoso que conducirá a tratamientos más mejorados de los trastornos autoinmunes.

Dejamos a continuación el link para que puedan acceder a la noticia: 

ArticleNatureThomas KornTUMLMU

Novel Mechanism Reveals New B cell Role in Autoimmunity | Immunology (labroots.com)

¡Está usted usando un navegador desfasado!

Hemos detectado que está usando Internet Explorer en su ordenador para navegar en esta web. Internet Explorer es un antiguo navegador que no es compatible con nuestra página web y Microsoft aconseja dejar de usarlo ya que presenta diversas vulnerabilidades. Para el uso adecuado de esta web tiene que usar alguno de los navegadores seguros y que se siguen actualizando a día de hoy como por ejemplo: